Frezapatista versus Naconservador

Una crítica fácil a algunos de los chavos que están en la lucha contra las injusticias del país es su hipocresía y superficialidad, del tipo “traigo una playera carísima del Che/Kahlo”, “critico el consumismo desde mi Iphone”, “discuto sobre el destino del país en el Starbucks”. A estos chavos se les llama “Frezapatistas”, y ciertamente son muy ridiculizables, de hecho, dentro de ‘los progres(istas)’ existe un término similar: “el rábano” que es rojo por fuera y blanco por dentro. Me parece injusto que no critiquemos al equivalente del frezapatista de los conservadores: el naco-conservador o lumpenmocho. Tal vez si los describiera lo reconocerían:1150259_10200496859203640_2043149427_n

  • Un naco-nservador siempre odiará todas y cada una de las manifestaciones que obstruyan el tráfico vehicular, sin importar lo justa que sea. Ni siquiera tiene coche, pero como vive a dos horas de la civilización, que una marcha lo retrase una hora más lo enfada infinitamente.
  • Un naco-nservador siempre se considerará por encima del mexicano promedio porque tuvo un abuelo español, alemán o judío. No importa que toda la demás familia haya nacido en un pueblito sin semáforos. Si le preguntan que si es cierto que su otro abuelito hablaba mixteco, lo negarán, aunque a las fiestas de su pueblo sí vayan.
  • Un naco-nservador está seguro de que la gente jodida está en la miseria por floja y porque así les gusta vivir. Dirán que lo que han logrado ha sido a base del trabajo duro, aunque dependan de una pensión (o de sus rentas) y la casa se la estén pelando entre los tíos porque quedó intestada. Todos sus electrónicos los han comprado a crédito.
  • * Un naco-nservador siempre criticará a los críticos de las corporaciones. Quejarse es de mezquinos y los empresarios siempre son personas respetables que nos están haciendo un favor. “Si no te gusta un servicio pues que nada más cambian de compañía y ya, ¿no?” Dicen mientras van al Oxxo a hacer una recarga de $10 a su movistar que para que tenga señal lo tienen que dejar en la ventana.
  • Un naco-nservador cree fervientemente en que todos tenemos las mismas oportunidades de superación, porque tienen un primo que era muy humilde y consiguió un buen trabajo en una Empresa Mamona, y hasta tiene un carrazo. Lo que no dicen es que el primo consiguió el puesto por recomendación, por lamehuevos o porque le tuvieron lástima. El primo, obviamente, nunca les contesta las llamadas y se hace el loco cuando le piden que sea el padrino del nuevo sobrinito.
  • Un lumpenconservador está seguro de que la sociedad está en una espiral de decadencia por la pérdida de los valores familiares tradicionales y de la fe en Jesucristo. Esto lo piensan en la junta de aniversario de Alcohólicos Anónimos del tío que dejó de meterse hasta el dedo a punta de padresnuestros, aunque recaerá cuando su esposa lo deje, se entere de que un hijo ‘le salió gay’, su otra familia se entere de la existencia de su otra familia, o se entere de que su hija la quinceañera está embarazada de un chambelán.
  • Un naco-nservador siempre dirá que sus posturas políticas son producto de una profunda reflexión socio-histórico-económica del país. En realidad son del partido del que son porque tienen un pariente en el partido y chance un día los metan cuando trabajen para el gobierno (y/o les hicieron coco-wash en sus débiles mentes acríticas).
  • Un naco-nservador con trabajo siempre estará listo para decirle ‘vago’, ‘mantenido’, ‘huevón’ y ‘nini’ a todo aquel que se encuentre desempleado. Olvidan que ellos mismos dejaron en algún momento la escuela para trabajar y que nadie les daba trabajo por falta de experiencia, que apenas ganan cuatro mil al mes y que su contrato se renueva cada mes, y así su empresilla out-sourcing los pueda correr en cualquier momento.

¿Tú conoces a algún naco-nservador? ¿Qué opinas de él?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *