Cuando muera

Lisa Bonchek Adams

When I die don’t think you’ve “lost” me.

I’ll be right there with you, living on in the memories we have made.

When I die don’t say I “fought a battle.” Or “lost a battle.” Or “succumbed.”

Don’t make it sound like I didn’t try hard enough, or have the right attitude, or that I simply gave up.

When I die don’t say I “passed.”

That sounds like I walked by you in the corridor at school.

When I die tell the world what happened.

Plain and simple.

No euphemisms, no flowery language, no metaphors.

Instead, remember me and let my words live on.

Tell stories of something good I did.

Give my children a kind word. Let them know what they meant to me. That I would have stayed forever if I could.

Don’t try to comfort my children by telling them I’m an angel watching over them from heaven or that I’m in a better place:

There is no better place to me than being here with them.

They have learned about grief and they will learn more.

That is part of it all.

When I die someday just tell the truth:

I lived, I died.

The end.

Cuando muera no pienses que me has “perdido”.

Estaré ahí mismo contigo, viva en las memorias que hicimos.

Cuando yo muera no digas “luchó una batalla”, o “perdió la batalla”, o que “sucumbió”.

No des a entender que no me esforcé lo suficiente, o que no tuve la actitud apropiada, o que me rendí.

Cuando yo muera no digas “se ha marchado”.

Eso suena a que me viste pasar por el corredor de la escuela.

Cuando yo muera dile al mundo lo que pasó.

Llana y simplemente.

Sin eufemismos, sin expresiones adornadas, sin metáforas.

Mejor recuérdame y haz que mis palabras me precedan.

Cuenta historias de cosas buenas que hice.

Dirígete a mis hijos atentamente. Que sepan lo que eran para mí. Que de haber podido, me habría quedado con ellos para siempre.

No trates de consolarlos diciéndoles que soy un ángel que los protege desde el cielo, ni que estoy en un lugar mejor: Para mí, no existe un lugar mejor que uno donde pudiera estar con ellos.

Ellos ya conocen del sufrimiento del duelo y lo conocerán aún más.

Esto parte del todo.

Cuando muera, un día, solo diles la verdad:

Viví, morí.

Fin.

 

http://lisabadams.com/2012/07/13/when-i-die/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *