Consejos de vida para mis alumnos

Cada día de clases me recalco a mí mismo que, solo por hoy, tengo la oportunidad de cambiar para mejor la vida de mis alumnos.

En los ratos de introspección me la paso meditando en qué puedo decirles a mis alumnos para que no malogren su vida.

Este es el borrador de los consejos que me gustaría darles:

  • Sé exigente contigo mismo, sé tú mismo tu más duro juez y tu más exigente jefe.
  • Sé precavido, hombre preparado vale por dos, y más vale prevenir que lamentar.
  • Nunca dejes de aprender. El conocimiento es el más grande poder de todos.
  • Encuentra lo que te haga feliz: sin felicidad, nada de lo que tengas o hagas vale la pena.
  • Si hay algo que puedes arreglar o mejorar, arréglalo o mejóralo. Así es como entre todos ponemos en orden al mundo.
  • Cuestiona todo, pero con un afán de construir
  • Madurar es hacerte responsable de ti mismo, y si se puede, hacerte responsable de alguien más.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *